Tanto por la participación de los ciudadanos, como por su responsabilidad y por la ausencia de incidentes, desde el gobierno municipal se hace un balance muy positivo de los dos meses de feria en el municipio.

Así lo han puesto de manifiesto el alcalde accidental, Juan Manuel Ordóñez, y la concejal de Fiestas y Tradiciones, María del Mar Collado, que han destacado la implicación de las distintas delegaciones municipales, comisiones de fiestas, y fuerzas de seguridad.

Pero donde han puesto especial énfasis ambos ediles ha sido en la participación de los ciudadanos, con niveles muy superiores a los anteriores a la pandemia, “que nos había impedido durante dos años celebrar estas Ferias y veladas en todo el municipio”.

Durante dos meses, desde el 22 de junio, con las fiestas en Taraguilla, hasta ayer domingo 21 con el domingo rociero y las fiestas del patrón de la Estación, San Bernardo, “hemos tenido un duro trabajo que ha tenido un reflejo muy positivo en los ciudadanos”, aseguró Ordóñez.

Agradeció el primer edil a todas las delegaciones implicadas en la organización de todas las Ferias y veladas, “así como a las Comisiones de Fiestas por su trabajo altruista, y a las fuerzas de seguridad por garantizar la seguridad de todos”.

Por su parte, la delegada de Fiestas, María del Mar Collado, hizo una valoración similar, ya que a su juicio, los ciudadanos de los distintas barriadas han podido disfrutar de unas actividades del agrado de todos.

Las ferias en el municipio comenzaron en Taraguilla el 22 de junio; el 29 de junio en Guadiaro; el 6 de julio en la Bahía; las fiestas del Carmen el sábado 16 de julio en Torreguadiaro y Guadarranque; el 27 de julio en San Enrique; el 30 de julio en Miraflores; el martes 9 de agosto en San Roque casco; y el miércoles 17 en la Estación.

En todas ellas existió un servicio de autobuses especial, desde Multimedia se han realizado programas especiales,y las actividades se consensuaron con las Comisiones de Fiestas.