Las altas llamas surgidas de los “mecheros” de CEPSA son consecuencia de una medida de seguridad que se adopta en dicha empresa cada vez que un corte de suministro eléctrico afecta al polo químico, como el apagón que hoy domingo se ha producido en varios municipios de la comarca. La situación no es de emergencia, aunque las llamaradas han causado lógica inquietud en la población, especialmente del Arco de la Bahía.

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha escrito en redes sociales que ha recabado información tanto de la Policía Local de San Roque, del 112 y de CEPSA “para conocer la realidad del suceso”. La compañía química le ha confirmado que ha procedido a arrancar sus plantas, y que la situación no es de emergencia.

Ruiz Boix ha lanzado un mensaje de tranquilidad a la población, consciente de la inquietud que provocaron las llamaradas de  los “mecheros”, coincidentes además con el corte de suministro eléctrico, que ha afectado a varios municipios campogibraltareños. Añadió que, en todo caso, va a permanecer al tanto de la evolución de los hechos, aunque todo indica que no se trata de una situación problemática.