El próximo día 10 de junio comenzará la temporada oficial de playas, con la puesta en funcionamiento de los servicios de Salvamento y Socorrismo y la instalación del balizamiento a lo largo de todo el litoral, trabajos que está previsto se inicien a lo largo de esta semana.

Tras el fuerte temporal registrado el pasado mes de abril, se ha visto mermado parte del equipamiento de playas, con unas pérdidas cercanas a los 30.000 euros, además de los daños ocasionados en los paseos marítimos, accesos rodados, etc.
A pesar de ello, desde la delegación municipal de Playas, que dirige el concejal Rafael León, se ha trabajado en la fabricación de nuevas pasarelas, bases de duchas, entarimados, puentes de madera y zonas de sombra para personas con movilidad reducida.
Al igual que se hizo el pasado año en la playa de Poniente, está prevista la instalación en la playa de Santa Bárbara de una grúa de transición y una ducha con lavapiés adaptado.
En el apartado de infraestructuras, esta temporada se colocarán pasarelas en todas las playas, excepto en Santa Bárbara, seis zonas de sombra destinadas a personas con movilidad reducida (Poniente, Santa Bárbara, Levante, Sobrevela, Torrenueva y Alcaidesa), 51 duchas (dos de ellas adaptadas), dos grúas de transición, cinco módulos de baño, nueve torres de vigilancia, nueva chiringuitos, seis carriles náuticos y siete accesos para personas con movilidad reducida, consistentes en pasarelas desplegadas hasta la orilla.