El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha acusado a la Junta de Andalucía de actuar “con deslealtad institucional”, al haber delegado en Ciudadanos la respuesta pública a sus críticas por haber rechazado la cesión del edificio municipal de La Pólvora para impartir Formación Profesional. Ruiz Boix ha recordado que esa competencia es autonómica, por lo que si existe algún problema técnico en el inmueble, como argumenta dicha formación política, la obligación de la Junta es subsanarlo.

El primer edil ha hecho estas declaraciones tras la publicación en la prensa de una nota remitida por Ciudadanos en la que se responde a las críticas que hizo ayer, martes, tras la reunión que mantuvo en la sede de la Consejería de Educación en Sevilla. En el encuentro se constató el rechazo de dicho departamento autonómico a aceptar la cesión del edificio municipal para impartir ciclos formativos ligados a oficios industriales.

Ruiz Boix ha señalado que esa reunión tuvo carácter institucional, en la que él y la teniente de alcalde de Educación, Belén Jiménez, representaban al Ayuntamiento de San Roque, y la directora general de Educación y Formación Profesional, Olaia Abadía, y el delegado territorial de la Consejería de Educación en la provincia de Cádiz, Miguel Andreu, a la Junta de Andalucía. Por ello, rechaza el alcalde que la respuesta pública a sus críticas no haya llegado de la Consejería de Educación, sino de un partido político, si bien dicha formación dirige este departamento durante el mandato a punto de concluir.

En su opinión, el rechazo a la cesión no es más que otra muestra del “castigo” que ha sometido al municipio de San Roque la Junta de Andalucía desde que se inició el mandato. Para Ruiz Boix, Ciudadanos ha actuado con esta decisión como “cómplice” de su socio de gobierno, el PP, al igual que ha hecho al no aportar soluciones a las aulas prefabricadas del CEIP Gloria Fuertes ni a los problemas de ese tipo y de falta de recursos para el alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE) del CEIP San Bernardo.

Recordó el alcalde sanroqueño que “después de tres años y medio de gobierno, la Consejería de Educación no ha sumado ni una plaza a la oferta educativa del municipio. En todo caso, hemos perdido plazas, teóricamente por el descenso de natalidad”.

Criticó que la única respuesta por escrito que ha recibido el Ayuntamiento a su ofrecimiento del edificio de La Pólvora ha sido “un papel de la Consejería de Educación, que tiene dos párrafos, de los cuales uno no dice nada”, mientras que el otro apunta a que “el pasillo (entre los dos cuerpos del inmueble) puede tener problemas” de seguridad contra incendios.

Aunque el primer edil duda de que ese argumento sea exacto, señaló que “a ese párrafo le responderá técnicamente quien corresponda”. En cualquier caso, Ruiz Boix piensa que se trata de “una excusa más para seguir discriminando a los sanroqueños y las sanroqueñas”, ya que “si la competencia en Educación en Andalucía es de la Junta, quien debe construir entero el edificio es la Junta, no el Ayuntamiento. Pero si (el cedido por el Consistorio) tiene alguna anomalía, corríjanla”.

Recordó que el Ayuntamiento ha ofrecido a la Consejería de Educación varios solares urbanos para equipamientos educativos. Uno de ellos es una parcela situada en Puente Mayorga, inicialmente prevista para un instituto de Secundaria, aunque más tarde “todos los grupos políticos” del Consistorio “consideramos que no es necesario. Queremos que se construya un centro de formación profesional integrada para el empleo”, especializado en los oficios industriales que demanda la Asociación de Grandes Industrias (AGI): caldederos, tuberos, soldadores e instrumentistas, entre otros.

“La Junta de Andalucía -recalcó el primer edil- ha actuado con deslealtad. Le han pasado los ‘informitos’ a Ciudadanos para que responda al Ayuntamiento”, una formación que considera que “no está para alzar la voz en defensa de la Junta”. Ruiz Boix recordó que desde 2018 no se han aprobado plazas nuevas de formación profesional para el municipio de San Roque. “Espero -dijo- que corrijan esta anomalía”.

En todo caso, teme el alcalde que la verdadera pretensión del Ejecutivo Autonómico, integrado por el PP y Ciudadanos, es la de potenciar la enseñanza privada mediante el abandono de la pública. “Quizá en lo que tienen más interés -dijo- es en la lluvia de grupos inversores privados que hacen su agosto en el Campo de Gibraltar ante las carencias de la FP pública”, concluyó.