En Otra Línea es Posible (OLEp—LaLínea) entendemos que el problema de aparcamiento existente en la ciudad es acuciante y lleva a muchísimos linenses a la desesperación, cuando de buscar un lugar donde aparcar se trata.
Somos perfectamente conscientes de la situación económica del ayuntamiento y hemos denunciado en varias ocasiones que en los últimos tiempos el actual equipo de gobierno de La Línea 100×100 está, a nuestro parecer, despilfarrando enormes cantidades de dinero público en la contratación de redacción de proyectos y dirección de obras con empresas externas.


Entendemos que el anuncio de La Línea 100×100 de acometer la construcción de un parking disuasorio de estas características, con un coste de casi 3 millones de euros, es absolutamente desproporcionado y nos hemos puesto manos a la obra, con técnicos cualificados, en la elaboración de un proyecto interesante para donarlo a la ciudad, con un coste de ejecución mucho menor.
Si el equipo de gobierno que lidera Juan Franco acepta este proyecto de OLEp—LaLínea, se le estaría ahorrando a la ciudad unos cien mil euros en la redacción y dirección de las obras y casi 1.300.000 de euros en la ejecución material del aparcamiento.
La ejecución de la obra de este proyecto de OLEp—LaLínea supondría menos de 1.4 millones de euros frente a los casi 3 millones que anunció que pretendía gastar el equipo de gobierno.
Teniendo en cuenta que el fin sería ahorrar dinero público de los impuestos de los linenses, bastaría con la firma de un convenio en el que se recojan algunas condiciones como, por ejemplo, que la dirección de obras se hiciera con técnicos de la plantilla municipal y no se vuelva a licitar a una empresa externa, evitando malgastar dinero público; que se fomente, dentro de lo legalmente posible, la contratación de empresas y trabajadores linenses para el suministro y los servicios indirectos necesarios para la obra y, lógicamente, que se haga alusión en cada comunicación pública o acto publicitario a que el proyecto habría sido cedido a la ciudad, altruistamente, por “Otra Línea es Posible”, entre otros detalles que habría que canalizar.
El parking contaría con casi 560 plazas incluyendo para minusválidos, motocicletas y puntos de carga rápida de vehículos eléctricos. Estaría dotado con zona de servicios y dos garitas de entrada y salida y contaría con un moderno sistema de alumbrado alimentado con energía solar. Adicionalmente, sería posible instalar paneles solares en todo el recinto incrementando esto el coste de ejecución material en unos 800.000 euros, en beneficio de la calidad medioambiental y para optimizar el coste del mantenimiento y consumo del recinto.