La Plaza de las Constituciones se ha llenado de público para presenciar el Homenaje a los Héroes del 2 de Mayo por parte del Regimiento de Artillería Antiaérea 1/74, que ha incluido la jura de bandera a cargo de personal civil, en la que han participado cien jurandos. El acto ha estado presidido por el Jefe del Mando de Artillería Antiaérea, el general de Brigada Enrique Silvela Díaz-Criado, quien estuvo acompañado por el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix.

El Ayuntamiento ha participado en la organización de este acto, en especial en lo relativo a la jura de bandera, que han jurado o prometido varios ediles de la Corporación, entre los que se contaba el alcalde. Además de un desfile militar, se ha realizado un homenaje a los caídos por la patria, y también se ha instado a los presentes a defender España, como lo hicieron en 1808 los capitanes Daoiz y Velarde, en la defensa del cuartel madrileño de artillería de Monteleón, hecho que marcó el inicio a la Guerra de Independencia.

Antes del acto, en la Alameda Alfonso XI se dispusieron varias actividades para los más pequeños, como una pista americana. Una vez que la tropa que luego protagonizó el desfile se dispuso en la Plaza de las Constituciones, frente a la Casa Consistorial, se anunció la llegada del general Enrique Silvela, quien pasó revista a la formación, para a continuación incorporarse al acto el estandarte del Regimiento de Artillería Antiaérea 1/74. Silvela saludó a todos los presentes y dijo que era un día emocionante porque muchos civiles iban a prestar juramento de proteger a la patria, además de que se iba a rendir un homenaje a los héroes de la Artillería.
Seguidamente, se leyó el Decreto de Regencia de 1811 en el que se decide perpetuar la memoria de Daoiz y Velarde, y la capitán Consuelo García López hizo una semblanza y un elogio de ambos oficiales, quienes dieron su vida en la defensa del citado cuartel.
A continuación se produjo la jura o promesa, tras lo cual el centenar de jurandos pasó por delante de la bandera para hacerle una reverencia. A su término, el coronel Diego Alcolea Navarro mostró el agradecimiento del Regimiento de Artillería a todos los que habían hecho posible la ceremonia, así como al público asistente.
Explicó que la defensa de la patria puede ser necesaria en situaciones como la que está atravesando actualmente el pueblo de Ucrania, por lo que el compromiso de las personas que habían jurado esta tarde era de un gran significado. Señaló que “honrar y defender nuestra bandera es defender nuestra tierra, nuestras costumbres, nuestra forma de ser”.
Seguidamente, el general Enrique Silvela y el alcalde procedieron a imponer una corona de flores en el monumento en recuerdo a los caídos por España, y luego se cantó el Himno de la Artillería, con disparos incluidos de dos cañones. Finalmente, se produjo un desfile de la tropa que había participado en el acto, tras lo cual concluyó el mismo.