El delegado de Festejos, Daniel Pérez Cumbre, ha dado a conocer este mediodía el número de caballos inscritos en la Romería de San Isidro, “este año se han inscrito 230 caballistas que acompañarán a la imagen del santo en su itinerario hasta el área recreativa de la Montera”, apuntó el edil.
Cada caballista inscrito ha debido de presentar una póliza de seguro de responsabilidad civil por daños a terceros, el documento de identificación del animal y DNI del propietario y del caballista, en el caso de que no fueran la misma persona.


También se ha puesto en conocimiento a cada caballista de las condiciones sanitarias, exigidas por la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, que deberán ser cumplidas por los participantes. El caballista cuyo caballo o charré no esté inscrito será expulsado de la comitiva.
“Los caballistas tendrán que mantener permanente visible la pegatina identificativa que se les ha entregado una vez inscritos. Queda totalmente prohibida la concurrencia de animales no registrados”, apunta el concejal.
La marcha durante el camino se realizará de forma obligatoria al paso, estando prohibidos los trotes y galopes. Los caballistas menores de 16 años deberán ir acompañados de un mayor y contar con la autorización expresa de su padres o tutores, asumiendo estos las responsabilidades que de su participación pudieran derivarse.
También se prohíbe el acceso de los caballos y los charrés a los acerados, vías peatonales y zonas ajardinadas, así como el amarre a cualquier tipo de señal de tráfico.
Los equinos deberán estar constantemente bajo la vigilancia de la persona competente o destinada a su cuidado.
Los jinetes tendrán que ir correctamente uniformados, a ser posible, con traje corto, ya sea de faena o paseo. Además, deberán guardar siempre en la comitiva el orden establecido por la organización.

 

El consumo de bebidas alcohólicas está permitido, pero de forma moderada y responsable. Las muestras de embriaguez, faltas de respeto hacia compañeros de peregrinaje o hacia el personal de la organización y el maltrato animal podrán ser motivo de expulsión.
Las normas previstas también exigen que los caballos estén en buenas condiciones higiénico-sanitarias.
No se podrá cabalgar, ni pasear con los charrés, fuera del espacio habilitado, una vez se esté en la zona recreativa de la “Montera del Torero”, desde las 22:00 horas del sábado día 23 hasta las 7:00 horas del domingo día 24, y que cada caballista lleve consigo un chaleco reflectante en caso de montar a caballo durante noche.
Por último, el Escuadrón de Caballería de la Guardia Civil formará parte de la organización de la comitiva y que se deberá seguir en todo momento sus indicaciones.