El pleno ordinario del mes de abril, celebrado en la tarde del lunes, adoptó por unanimidad el acuerdo de iniciar los trámites necesarios para que se habilite como playa canina un tramo del litoral linense.

La moción, presentada de forma conjunta por el Grupo Municipal Socialista y La Línea 100×100, aprobó solicitar a la Dirección General de Costas y Medio Marino, organismo dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, y a la Delegación Provincial de Salud, dependiente de la Junta de Andalucía, las autorizaciones pertinentes para poder habilitar una zona de baño dentro del litoral del término municipal en la que se permita el baño con mascotas. Asimismo, se creará una comisión en la que participen los promotores de la petición, la “Plataforma Playa Canina para La Línea”, responsables municipales y de los grupos políticos del arco municipal, para estudiar la zona idónea que se adapte al baño con mascotas, así como para la modificación de varias ordenanzas municipales, en concreto de Playas, sobre tenencia de animales de compañía y animales potencialmente peligrosos, junto al plan de explotación de playas y el plan de seguridad y salvamento en las playas de La Línea de la Concepción. El objetivo es modificar dichas normas en materia de bienestar animal y conciliarlas, al menos, con la ordenanza de playas. Una vez que se alcancen estos objetivos, el Ayuntamiento asumirá el compromiso de dotar con la correspondiente consignación presupuestaria el coste de los servicios pertinentes y adecuados para instalar en la zona finalmente elegida la “Playa canina”, duchas adaptadas para perros y personas, papeleras para el depósito de basuras y accesos delimitados de cara a ofrecer un buen servicio y mantener la higiene de dicha zona. Finalmente, se reclamará al Parlamento de Andalucía una ley de protección y defensa de los animales de compañía de la Comunidad Autónoma de Andalucía que especifique claramente la habilitación de áreas caninas en las playas de los municipios costeros andaluces.
Con esta decisión, la corporación da respuesta a una reivindicación ciudadana avalada por 4.000 firmas y demuestra su sensibilidad, acorde con los preceptos de la nueva Ley de Protección y Bienestar Animal. El equipo de gobierno asegura que trabajará para intentar contar cuanto antes en la ciudad con una playa para perros.