El alcalde, Juan Franco, ha realizado un balance positivo de la Semana Santa, favorecida por el buen tiempo y la implicación de los linenses.

“Hemos podido apreciar la vistosidad y el fervor popular y hemos podido disfrutar de una Semana Santa brillante y a la altura de lo que esta ciudad se merece” manifestó.
El primer edil ha querido agradecer su esfuerzo al Consejo Local de Hermandades Y Cofradías y a todas las personas que forman parte de las distintas hermandades por el buen desarrollo de sus procesiones. De igual modo, resaltó la idoneidad de los dispositivos de seguridad y de limpieza municipales por haber “funcionado a la perfección”.