Casi cinco mil personas acudieron el pasado sábado a la primera corrida de toros que se celebra en la Plaza El Arenal, tras la remodelación realizada por el Ayuntamiento de La Línea de la Concepción cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

El alcalde, Juan Franco, destacó el impacto económico en la ciudad, cifrado en unos 300.000 euros durante una sola jornada en la que bares y restaurantes se vieron “abarrotados”, además del buen ambiente vivido. Por ello, considera que la inversión de 2,5 millones de euros llevada a cabo en la restauración del coso linense “en breve estará prácticamente amortizada a la vista de la repercusión económica que tienen estos eventos”. Asimismo recordó que El Arenal será escenario para otras actividades, como conciertos, que la harán convertirse “en un espacio lleno de vida que sirva para vertebrar el eje central de nuestro municipio”, señaló.