La coordinación entre efectivos de distintas delegaciones municipales y agentes de la Policía Local ha posibilitado la retirada de gallineros ilegales construidos en espacios públicos.

Con la intervención de trabajadores de varias concejalías como Obras y Servicios y Mantenimiento Urbano y la empresa de Control Zoosanitario, dependiente de la concejalía de Sanidad, se ha realizado una batida para la inspección de este tipo de elementos, que contravienen lo dispuesto en la normativa y ordenanzas sobre tenencia de animales. La misma establece la prohibición expresa de la permanencia de este tipo de animales en terrazas, patios o solares públicos y en lugares donde no pueda ejercerse la vigilancia adecuada. Además, dispone que se deberán adoptar las medidas que resulten necesarias para evitar que los animales supongan un peligro o amenazas y que ocasionen molestias para otras personas.
En concreto, se ha actuado en la zona 4 de la barriada de Los Junquillos, donde se ha procedido a la retirada de dos de estas construcciones, en las que se detectó la presencia de pollos y gallos de pelea, levantando acta y denunciando a los titulares de los espacios en los que se encontraban ubicados.
En base a la normativa antes citada, se prohíbe la tenencia de aves de corral en gallineros construidos en espacios públicos, por lo que este tipo de batidas se llevarán a cabo con carácter semanal para la retirada y denuncia de este tipo de actividades, según la información facilitada por parte de la Policía Local.