del contrato a Aqualia por 15 años que La Línea 100×100 ha promovido en la Mancomunidad de municipios.
Máxime teniendo en cuenta que el servicio y el precio que sufren los linenses es realmente insatisfactorio.
Hemos asistido a una absoluta falta de control público de la gestión del agua. Nadie conoce las cuentas
reales de Aqualia con respecto al servicio que ofrece en nuestra ciudad. Sin embargo, en La Línea los precios
suben muy por encima del resto de la comarca.


En otras poblaciones, Arcgisa (ente público mancomunado) gestiona directamente el ciclo completo del
agua, pero en La Línea decidió hacerlo a través de una empresa privada, Aqualia (grupo FCC), que en 2020
ha presentado unos beneficios de casi 120 millones de euros, según indican en el balance de cuentas de su
página web (https://www.aqualia.com/informacion-financiera/cuentas-anuales). En varias ocasiones,
Arcgisa ha llevado a cabo una subida de tasas para paliar la deficiente situación económica que atravesaba.
Aqualia adelantó al Ayuntamiento linense 6.5 millones de euros (más la cancelación de una deuda
pendiente de 3 M€). De ellos, hasta 2019, los linenses hemos abonado 6 millones de euros y recientemente,
el consistorio linense ha pagado los 6.5 millones restantes. Con esto, según prometía el gobierno de Juan
Franco, se abarataría el recibo del agua. Nada más lejos de la realidad, como demostraremos a continuación.
Es más, en la campaña electoral de 2015, La Línea 100×100 amenazaba con que ese canon de 9.5 millones
haría subir el recibo del agua un 32%. Si eso era así entonces, ¿cuánto subirá entre 2025 y 2040 a
consecuencia de las (supuestas) inversiones por valor de 18.5 M€ que promete la empresa del grupo FCC?
Es sabido que el 75% de nuestra red de abastecimiento es de fibrocemento, contiene amianto, lo cual es
seriamente perjudicial para la salud pública ¿Qué porcentaje de las infraestructuras hidráulicas ha cambiado
Aqualia en los años que lleva recaudando los recibos linenses? También es público y notorio que se nos cobra
por la depuración del total de m3 consumidos de agua. Pero, ¿se depura todo el agua que va al saneamiento
o gran parte se vierte directamente al mar sin depurar? Si fuera así, Arcgisa/Aqualia estaría cobrando por un
servicio que no está llevando a cabo. Existen varios videos grabados por submarinistas que demuestran que,
desde hace años, los emisarios situados en la zona de levante están rotos y fugando directamente aguas
fecales muy cerca de la costa. Se ha dado cuenta de ello al Ayuntamiento, pero el gobierno de Juan Franco y
La Línea 100×100 se lava las manos y deriva el problema a Aqualia, que, como siempre, no hace nada.
Por último, lo que pagamos los linenses a Aqualia es, en la mayoría de los casos, más caro que en el resto
de la comarca. Por ejemplo, un usuario con un contador de 15 mm y un consumo de 25 m3 pagaría un total
de 63,30 € en Algeciras mientras que en La Línea, por lo mismo, pagaría casi un 20% más, 76,45 €.
Otra Línea es Posible (OLEp—LaLínea)
comunicacion@olep.es

La cuota fija por saneamiento y depuración para un contador de 20 mm cuesta en Los Barrios, Jimena,
Castellar o el núcleo de San Roque 11,75 €, pero un contador del mismo calibre debe pagar en La Línea
33,91€, la friolera de un 300% con respecto a los municipios citados.
Y algo similar ocurre con las cuotas variables. Por poner solo un ejemplo más, con un consumo de 75 m3
por trimestre un contrato en Algeciras abonaría 29,09€ por la cuota variable de la tasa de saneamiento
(alcantarillado) mientras que en idénticas circunstancias, en La Línea, debería pagar un 30% más, 40,8€. Con
ese mismo consumo en Los Barrios, Jimena o San Roque pagaría 58 € por la cuotas variables conjuntas de
saneamiento y depuración, pero en nuestra ciudad debería pagar 71,65€, un 19% más.
En definitiva, como premio, agradecimiento al servicio prestado a los linenses y reconocimiento al buen
hacer y pese a todos los argumentos esgrimidos aquí y otros, que por falta de espacio nos reservamos, el
equipo de gobierno de La Línea 100×100 ha decidido conceder una prórroga de 15 años al contrato con
Aqualia, a través de Mancomunidad y el ente mancomunado Arcgisa. La pregunta es necesaria y obligada,
¿por qué no se ha hecho una consulta popular previa, como se hace en otros municipios, para recavar la
opinión de los ciudadanos de La Línea sobre el servicio de la empresa Aqualia antes de prorrogar el contrato?
A finales de julio de 2021 desde Otra Línea es Posible (OLEp—LaLínea) solicitamos al equipo de gobierno
municipal los informes técnicos en los que se sustentaba la prórroga de la concesión a Aqualia y ésta no se
nos ha querido facilitar, remitiendonos a la Mancomunidad de municipios, como si el servicio integral del
agua en La Línea no fuera un asunto prioritario para el ciudadano linense.