La delegación de Educación del Ayuntamiento de San Roque, continúa este verano realizando mejoras en todos los centros escolares del municipio. En esta ocasión, la teniente de alcalde de Educación, Belén Jiménez, ha visitado la obra que se está realizando en el CEIP Carteia. Es una inversión de ocho mil euros y con capital plenamente municipal para cambiar las placas de policarbonato que forman las tres cúpulas que están situadas en el techo del edificio del colegio.

En este caso, se trata de una obra de gran envergadura que era necesario hacerla en este verano, cuando los niños y niñas están de vacaciones y el centro está vacío; así lo expresó la teniente de alcalde de Educación, Belén Jiménez, quien visitó la obra del edificio del CEIP Carteia, en el casco de San Roque.

La edil explicó que “la actuación en sí es el cambio de las placas de policarbonato que forman las tres cúpulas que están situadas en el techo del edificio del colegio”. Además apuntó que “es una inversión de 8 mil euros”, afirmando que la inversión es fuerte, pero que “era muy necesaria porque desde que se hizo el edificio el policarbonato no se había cambiado y ya ha llegado un momento en el que estaba bastante deteriorado, por eso lo teníamos que realizar este verano sin falta”.
Esta acción se engloba dentro de las numerosas actuaciones que el Ayuntamiento de San Roque está realizando este verano en todos los centros educativos del municipio.
Jiménez aclaró que “en todos los colegios del municipio estamos haciendo las diferentes inversiones que nos habían hecho llegar desde la propia dirección de los centros, y desde nuestro equipo de mantenimiento que han ido revisándolos uno a uno”.
Belén Jiménez expresó que han intentado que “la delegación provincial o la Junta de Andalucía se hiciera cargo de la inversión en estas reformas escolares porque entendíamos que entraba dentro de lo que es la estructura del edificio, pero, como en otras ocasiones, nos han denegado la ayuda porque ellos piensan que es parte del mantenimiento y que no pertenece a la estructura del edificio, aunque los técnicos municipales piensan que sí son parte”.
“Aún así no podíamos dejar que los niños sanroqueños fueran a un centro donde no había seguridad y por eso la inversión es completamente municipal y no hemos escatimado en ella”, concluyó la edil.