El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, considera que la decisión adoptada por el Reino de Marruecos de suspender la Operación Paso del Estrecho, que debería comenzar el martes de la próxima semana “es una mala noticia para España en su conjunto, y para Algeciras en particular”.


El primer edil señala que la suspensión de la OPE “genera un auténtico problema. Las navieras, empresas auxiliares, agencias de viajes o taxistas, por citar solo algunos ejemplos, esperaban durante su desarrollo paliar las consecuencias negativas que vienen padeciendo desde el comienzo de la pandemia, máxime cuando éste es el segundo año en el que el operativo no será llevado a cabo”.
“Nosotros sí que queremos que se lleve a cabo el Paso del Estrecho, pero siempre con garantías higiénico-sanitarias, puesto que la pandemia no ha desaparecido, ni mucho menos. Hablamos de la mayor migración controlada del mundo, que genera un importante número de puestos de trabajo, los mismos que un año más no podrán materializarse en empleos”, añade el regidor.
Asimismo, Landaluce recuerda que tanto la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras como el Ayuntamiento tienen sus dispositivos preparados “porque confiamos en que esta decisión pueda ser revertida tras la celebración de la Fiesta del Cordero, pero insisto, siempre con garantías plenas”.
Finalmente, el alcalde indica que “las cosas no se han hecho bien diplomáticamente hablando, y se ha metido por medio gente que no tiene ni idea de lo que estaban haciendo, pero lo que está claro es que las consecuencias de esas malas acciones, gestiones y decisiones no las puede pagar la sociedad”.