La adhesión al convenio que suscribirá el Ayuntamiento de La Línea de la Concepción, la Mancomunidad de Municipios y el ministerio de Hacienda, por el que se formalizarán nuevas inversiones en materia de recogida de residuos, y la prórroga del contrato del servicio de ayuda a domicilio, son los dos temas tratados en el pleno extraordinario, de carácter presencial, celebrado esta mañana por la Corporación municipal.

Con respecto al primero de ellos, el alcalde de la ciudad, Juan Franco, ha recordado uno de los objetivos principales del actual mandato, basado en la mejora de los servicios públicos, argumentando que esta inyección económica, cercana a los 900.000 euros, contribuirá a ello, con respecto al trabajo que se está realizando por parte de Arcgisa, del que considera que aún cuenta con mucho recorrido para, entre otros asuntos, implantar nuevos contenedores de recogida en distintas fracciones.

En otro orden de cosas, ha recordado que la inversión prevista en el citado convenio se distribuye de forma proporcional entre los distintos municipios de la comarca, tomando como referencia las aportaciones económicas que ya se han realizado en este ámbito a nivel local. En base a la idea de mejora de los servicios públicos, hay que destacar el incremento en 935.000 euros realizado para dotaciones en el presupuesto de 2021, lo que se sumó a lo ya presupuestado anteriormente. Como objetivos ya alcanzados, ha citado la ubicación del Punto Limpio y los trabajos que se realizan actualmente para la implantación de la Estación de Transferencia, entre otros.
Por otro lado, el pleno ha decidido la prórroga del contrato del servicio de ayuda a domicilio, fijado inicialmente por dos años más otros dos adicionales, al entender que su prestación por parte de la empresa adjudicataria, Asansull, es muy positiva.
Actualmente, el servicio de ayuda a domicilio está atendiendo a un volumen de población de en torno a 800 o 900 personas, con aproximadamente 200 trabajadores. La propuesta de pleno ha incluido además la actualización de los precios, según la normativa de la Junta de Andalucía, y el reconocimiento de pago de algunas facturas pendientes.