Los concejales delegados de Urbanismo, Yéssica Rodríguez, y de Participación Ciudadana, Jorge Juliá, han supervisado los trabajos que se llevan a cabo para el asfaltado de la avenida Aguamarina, después de que la semana pasada se dejara concluida la Avenida de las Flores.


Les acompañó el presidente de la Asociación de Vecinos “La Perla”, Juan Téllez, quien agradeció la actuación que está llevando a cabo el Ayuntamiento, destacando que es muy necesaria para los residentes del entorno y los ciudadanos en general, ya que se trata de un viario que soporta mucho tráfico
La delegada ha indicado que en Aguamarina se está reforzando el firme de una superficie de unos 8.000 metros cuadrados correspondientes a la calzada que está asfaltada, no así la de hormigón que cubre el encauzamiento del Río de la Miel y que precisa de un tratamiento diferente. El viernes ya se trabajó en el tramo comprendido hasta la glorieta con Cid Campeador y hoy se llegará hasta la de Los Tomates.
Según explicó, la idea es que la fresadora se desplace hasta El Embarcadero, y se trabajará en colaboración con la Policía Local ya que se trata de una avenida más compleja, con muchas entradas y salidas, y habrá que ir dando paso al tráfico de forma alternativa.
Por su parte, Jorge Juliá ha agradecido a los vecinos su paciencia y colaboración. “Sabemos que estos trabajos siempre ocasionan molestias, pero trataremos de que sean las menos posibles y el resultado merecerá la pena, ya que las calzadas están en muy malas condiciones, con el asfalto muy pulimentado y en algunos casos con la superficie deslizante que resulta peligrosa”, manifestó.
La empresa adjudicataria, Maygar, tiene previsto acabar con las obras esta semana, dejando para el final las calles de la urbanización Villa Blanca y Villa Rosa y Batel, que resultan más sencillas.