El Ayuntamiento de La Línea de la Concepción, a través de la agrupación local de Protección Civil, ha elaborado un Plan de Contingencia para las Playas ante el Covid-19, que será de aplicación durante la temporada 2021, prevista entre el 10 de junio y el 10 de septiembre.

Se ha dispuesto en cumplimiento a lo establecido en el Decreto Ley 12/2020 de la Junta de Andalucía, modificado posteriormente por la Orden de 7 de mayo de 2021, por la que se establecen medidas extraordinarias y urgentes relativas a la seguridad en las playas ante la situación generada por el coronavirus, disponiéndose niveles de alerta sanitaria y medidas temporales y excepcionales por razones de salud pública en la comunidad autónoma para la contención de la pandemia, una vez finalizado el Estado de Alarma.

Dicho plan describe las medidas a adoptar durante esta temporada, con la descripción de normas preventivas y de seguridad. Como medidas de autoprotección, se definen una serie de regulaciones sobre la estancia en la playa y el agua, así como en zonas comunes. Además, se regulan las actuaciones de refuerzo para la limpieza de la arena, aseos, duchas, sombrillas, hamacas y tumbonas de alquiler, locales de primeros auxilios y torres de vigilancia.
Como más significativas, en las zonas de estancia de las personas usuarias de las zonas de litoral, se recomienda una distribución espacial para garantizar la distancia de seguridad mínima de 1,5 metros entre ellos.
A nivel general, no se recomiendan actividades de ocio en las playas, como juegos con paletas, fútbol o uso de áreas recreativas. De igual forma, se estipula la prohibición sobre el montaje de casetas o cerramientos para favorecer el control de aforo y evitar la ocupación de más superficie de la estrictamente necesaria, permitiéndose solo la ubicación de sombrillas y parasoles. Con respecto a los niños menores de 14 años, éstos deberán estar acompañados en todo momento por una persona adulta y permanecer dentro del espacio ocupado por su familia.
En el caso de “baños asistidos” para personas con especiales dificultades, se realizarán mediante cita previa, en función de los aforos, distancias en la sombra y tiempo necesario para la limpieza y desinfección de los elementos comunes usados.
Todas estas normas serán también de aplicación para los ciudadanos en las zonas de baño.
En materia de limpieza, el plan determina que al abandonar las playas, los residuos generados por cada unidad familiar deberán depositarse en bolsas cerradas en los contenedores dispuestos para ello.
En las zonas comunes deberán mantenerse las distancias sociales, una higiene adecuada y será obligatorio el uso de hidrogel y medidas de limpieza habitual en los aseos.
Cada playa dispondrá de paneles informativos, en los que se detallarán las normas dictadas en materia de salud, horarios de servicios y disposición de equipamientos. Los accesos a pasarelas, duchas, aseos y puestos de socorro estarán también debidamente señalizados.
Sobre aforos, se estipula en función de superficies una ocupación de 1.500 personas en la playa de Poniente; 2.250 personas en la de Santa Bárbara; 5.000 personas, por cada una de ellas, en las de Levante, Sobrevela y Torrenueva; 3.250 personas en la de Santa Clara, y 3.500 personas en Alcaidesa.
Las playas permanecerán abiertas entre las 10.00 y las 22.00 horas y los equipos de salvamento y seguridad realizarán servicios de 12.00 a 20.00 horas. El resto del día, las zonas de litoral permanecerán cerradas con el objetivo de atender las labores de desinfección previas y posteriores al baño.
Los equipos de salvamento serán incrementados con tres socorristas acuáticos los fines de semana, reforzándose las patrullas a pie por la playa, que además de controlar informarán a los usuarios sobre la normativa a seguir en caso de observar el incumplimiento de las normativas dispuestas.
Los controles de aforo se realizarán por parte del personal socorrista, con el apoyo de las fuerzas y cuerpos de Seguridad y el voluntariado de Protección Civil.
Las disposiciones y recomendaciones planteadas en dicho proyecto serán de aplicación al espacio que constituye el dominio público marítimo-terrestre, conforme a lo contenido en el título 1 de la Ley de Costas, incluyendo todas las zonas que tengan la consideración de playas o lugares de baño, además de los espigones, así como las instalaciones o elementos que se contengan en dichos espacios.
La delegación municipal de Playas, que dirige el concejal Rafael León, junto con los servicios de Vigilancia y Socorrismo, serán los encargados de velar porque se respete la legislación y la regulación local, para lo que junto con el resto del dispositivo de seguridad deberá tener una formación adecuada sobre el Covid-19 y conocer lo dispuesto en el citado Plan de Contingencia. Este plan se integrará, de manera temporal, mientras dure la Alerta Sanitaria, en el Plan de Seguridad y Salvamento del litoral.
Recordar que este último plan fue aprobado en pleno recientemente y remitido a la Comisión de Protección Civil de Andalucía, dependiente de la consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía para su homologación, estando a la espera de su notificación por parte del Ayuntamiento.