El alcalde de Castellar de la Frontera, Adrián Vaca, y el portavoz de los agricultores afectados, Juan Salido, han representado hoy a la Comisión contra el trazado de las fotovoltaicas en este municipio, durante la rueda de prensa celebrada en la Cámara de Comercio del Campo de Gibraltar en Algeciras.

En representación del resto de los integrantes de la Comisión han asistido, el representante del SAT en Castellar, Francisco Javier Gavira, el secretario provincial de COAG Cádiz, Miguel Pérez, el portavoz del PSOE Castellar en el Ayuntamiento, Paco Vaca, el gerente de la Cooperativa de San Martín del Tesorillo, Antonio Carreras, y el presidente de la Comunidad de Regantes Arenillas Castellar, Jose María Orellana.

El dirigente castellarense ha explicado pormenorizadamente todo lo que pone en riesgo en su municipio los proyectos previos para la instalación en el municipio 60 torres sobre 12 kilómetros de líneas de alta tensión de energía fotovoltaica de las plantas de Sancho, en San Roque, y La Herradura, en Jimena de la Frontera, lo que supone un trazado de 200.000 voltios a escasos metros del casco urbano y sobre las propiedades agrícolas, “una implantación que tendrá efectos negativos en nuestro pueblo si no se logra una alternativa”, matizaba.

“Queremos dejar claro que Castellar de la Frontera no es contraria a la energía solar fotovoltaica, una energía limpia, verde y que es el futuro, estamos en contra de su modo de implantación. A Castellar de la Frontera le interesa el medio ambiente y su conservación más que a nadie, es nuestra herencia patrimonial más valiosa, forma parte de nuestro adn y  vamos a defenderlo ante cualquier amenaza” puntualizaba.

Para protestar por los planes que todavía no tienen luz verde por parte de la Junta de Andalucía, la Comisión ha convocado una manifestación tractorada para dentro de 15 días, el domingo 30 de mayo, a las 12.00 horas del mediodía en el recinto ferial de Castellar para exigir se tomen en consideración las alternativas propuestas por los afectados.

“Invito a todos los campogibraltareños a defender el campo del Campo de Gibraltar, que acudan a la manifestación el 30 de mayo”.

Para el regidor municipal, “éste no es un problema  de Castellar, se trata de un problema de la comarca. Los municipios del interior como Castellar, Jimena o Tesorillo hemos apoyado y defendido el proyecto logístico-portuario, industrial, químico de nuestra comarca. Ahora no nos podemos olvidar que hay un sector importante en el tejido productivo de la comarca, que es agropecuario, agrícola, ganadero y forestal, y necesita del apoyo comarcal para evitar su caída.

Vaca enumeró las tres demandas principales que se reivindicarán en la concentración del 30 mayo:

–          Exigir el cambio en el trazado e instalación de la estación subeléctrica de los dos proyectos de fotovoltaicas de San Roque y Jimena sobre las propiedades agrícolas cuya expropiación amenazaría la generación de empleo y riqueza que hoy sustentan.

–          Que las administraciones supramunicipales ordenen y normalicen los proyectos de las energéticas renovables para que su planeamiento sea el más adecuado y se establezca una autoridad ordenadora que evite la indefensión de los pueblos ante el impacto de estas instalaciones en aumento por todo el territorio.

–          Que las industrias renovables sean limpias y sostenibles, empezando en sus proyectos, que garanticen el menor impacto sobre el medio ambiente y el desarrollo socioeconómico de los pequeños municipios andaluces.

Asimismo, destacó la crisis del sector primario que provocaría la prosperidad de estos proyectos. “En los últimos años se está produciendo una renovación en las explotaciones agrícolas. Renovacion con la incoporación de jóvenes agricultores que lleva aparejada una inversión en la modernización de sus instalaciones para hacerlas más eficientes, con el uso del agua, y más seguras y productivas. Por nuestra parte, no vamos a consentir que nadie frene ese rendimiento”, destacaba.

Por su parte,  Juan Salido declaraba que “la socioeconomía del municipio debe estar por encima de cualquier interés especulativo, de los que planean sobre estos proyectos”. En cuanto al trabajo agrícola, adelantó que el campo chisparrero vive un momento de generación de empleo y riqueza sin precedentes con la incorporación del aguacate. “Sólo en el área agrícola de Arenillas, un 25% de las tierras de regadío del pueblo, generamos tres veces más empleo que en toda la Finca la Almoraima”, aseguraba.

El portavoz de los agricultores afectados señaló la amenaza que supone el cableado de alta tensión sobre las producciones “en su mayoría en ecológico” de las propiedades, que podrían perder su trazabilidad. “Estamos muy indignados, parece que los proyectos se han planeado desde el tren, sin pensar ni conocer a los pueblos a los que perjudican”.

Del mismo modo, anima a todos los campogibraltareños “todos los que nos visitan los fines de semana en la venta directa de nuestras productos en nuestros campos” a que se unan a esta manifestación a favor de unas industrias renovables buenas para todos.