El teniente de alcalde delegado de Medio Ambiente, Juan Serván, ha explicado que “debido a la pandemia, este año no podemos llevar a cabo las actividades presenciales de educación ambiental, como los talleres y las visitas a espacios naturales del municipio para alumnado de colegios e institutos».

«Por eso hemos buscado como alternativa una exposición itinerante compuesta de paneles informativos que se está llevando a los centros educativos, y también esta ponencia online dirigida sobre todo a estudiantes de Secundaria”.

“El objetivo final -indicó el edil- no es otro que el de concienciar a las nuevas generaciones en la necesidad de controlar los residuos para garantizar un mundo más limpio para todos. Agradezco a los centros educativos su colaboración, y espero que nuestro alumnado disfrute mucho con estas actividades”.

En cuanto a la exposición Recapacicla, se inició la semana pasada y se compone de varios paneles informativos que se están llevando a los centros educativos, donde se informa sobre distintos aspectos relacionados con el reciclaje de residuos.

En cuanto a la ponencia online, se ha planteado para el martes por la mañana y se dirigirá a alumnado de Secundaria. Comienza con un vídeo breve sobre los distintos envases y cómo reciclarlos, incidiendo en consejos y buenas prácticas. Luego se explicará el reciclado de una mascarilla FFP2, uno de los objetos que se han multiplicado con la pandemia.

Tras un vídeo corto de Ecoembes sobre el reciclaje del vidrio, se llevará a cabo una actividad de reciclaje creativo con envases que deberán llevar los alumnos desde sus casas, siguiendo una ficha que se entregará en clase previamente.

Se invitará a los estudiantes a que fotografíen los objetos creados a partir de esta acción de reciclaje para luego subirlos, con el hashtag #DiadelReciclaje2021, a las redes sociales del centro o del Ayuntamiento.

El 17 de mayo se celebra el Día Mundial del Reciclaje con el que se pretende concienciar a la población sobre la importancia de tratar los residuos como corresponden para proteger el medio ambiente.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) estableció esta celebración en 2005 con el fin de promover una mayor responsabilidad, no solo vista desde la perspectiva del ciudadano consumidor, sino de aquel que extrae la materia prima y del que la transforma en un bien de consumo.