Durante la jornada de hoy, lunes, los trabajadores adscritos a este plan siguen su pauta habitual, con el empleo de agua caliente y cloro diluido a presión, especialmente por los lugares de mayor concurrencia.

Es el caso de la popular Alameda Alfonso XI, de San Roque Ciudad, donde se ha trabajado en varios frentes: el parque infantil, el mobiliario urbano y la limpieza del pavimento, con la máquina barredora.

Por otra parte, se ha realizado la desinfección del perímetro y entrada del CEIP de Taraguilla, de la capilla Nuestra Señora de Lourdes y el acceso a la transitada Plaza de las Flores de esta barriada sanroqueña.

San Roque sigue en mayo con una baja incidencia acumulada de coronavirus, por debajo de 100. Aún así, el trabajo continúa a destajo por cada rincón del término municipal, ya que es importante no bajar la guardia.

Cada día se priorizan todos aquellos lugares que reciben mayor tránsito de personas, como plazas y plazoletas, entradas de centros sanitarios y centros educativos, farmacias, colmados, bares, cafeterías, restaurantes y otros comercios.