El Boletín Oficial de la Provincia de Cádiz publica hoy la aprobación definitiva de la Ordenanza reguladora del Comercio ambulante en el término municipal y los anexos que incorpora tras la estimación de las alegaciones, en el pleno del pasado 11 de marzo, que realizó la Junta de Andalucía.

La ordenanza consta de títulos en los que se describe el comercio ambulante, el régimen de autorización, el procedimiento de autorización y las modalidades de comercio ambulante. En este último título se incluyen capítulos sobre el comercio en mercadillo y el comercio callejero. La ordenanza contempla también un título sobre la creación de una Comisión municipal de comercio ambulante y otro referido a infracciones y sanciones, además de los anexos I, II y III con los modelos de solicitud de autorización y declaración responsable para el ejercicio del comercio ambulante, y el plano de localización de los puestos del mercadillo.

Quedan fuera de esta consideración el comercio en mercados ocasionales, que tienen lugar con motivo de fiestas, ferias o acontecimientos populares, durante el tiempo de celebración de los mismos; el comercio tradicional de objetos usados, puestos temporeros y demás modalidades no contempladas; las actividades ambulantes industriales y de servicios no comerciales, como la venta de aquellos productos alimenticios manipulados: pollo, patatas, bocadillos, hamburguesas, perritos calientes, churros, etc.; los mercados tradicionales de flores, plantas y animales arraigados hondamente en algunos lugares y las actividades comerciales que entran dentro del ámbito de aplicación de la Ley de Artesanía de Andalucía.