La reunión, que había sido convocada por el secretario de Estado de Medio Ambiente, sirvió para la presentación de los avances del trabajo de definición de las Estrategias para la protección de la costa considerando los efectos del cambio climático en las provincias de Cádiz, Málaga y Almería y el lanzamiento de la segunda ronda de consultas.

Dicho trabajo es parte de una iniciativa financiada por la Dirección General de Apoyo a las Reformas Estructurales de la Unión Europea (UE), a petición del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

El trabajo está siendo realizado bajo la supervisión de la Dirección General de la Costa y el Mar (DGCM) y de la Dirección General para las Reformas Estructurales (DG REFORM)

A la reunión asistió Kaspar Richter, Head of Unit Sustainable Growth and Business Environment, de la Dirección General para el Apoyo a las Reformas Estructurales (DG REFORM) de la Comisión Europea.

En la reunión se presentó, por parte de Ángel Muñoz Cubillo, subdirector General para la Protección de la Costa (DGCM), tanto la Estrategia, como los trabajos realizados hasta la fecha, y el catálogo de medidas y priorización de las mismas.

Tras ello, los participantes pudieron realizar preguntas al equipo del Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria lHCantabria, y puso el cierre con las conclusiones Ana Oñoro Valenciano, directora General de la Costa y el Mar.

Esta iniciativa, liderada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) y financiada por la Unión Europea, persigue la identificación de los problemas de erosión de la costa “para abordarlos de una manera integral y económica y ambientalmente sostenible”.

La consulta busca “recabar información sobre la percepción de las instituciones y agentes clave sobre los problemas de gestión de la protección de la costa a fin de tomar en consideración esta información en el análisis integrado del riesgo”. También se consultará a estos actores “sobre las mejores prácticas y lecciones aprendidas sobre las actuaciones de gestión de la costa ya implementadas en Andalucía”.

El secretario de Estado de Medio Ambiente ha señalado la importancia de “diagnosticar, planificar y actuar al mismo tiempo, con un trabajo coordinado entre todas las Administraciones y con todos los que tienen algo que decir”.

Hugo Morán ha alertado de que las perspectivas de aumento del nivel del mar y de la frecuencia e intensidad de los temporales debido al cambio climático sugieren que, “si bien la erosión costera no puede llegar a controlarse completamente, deben realizarse esfuerzos para abordar la erosión de una manera integral y económica y ambientalmente sostenible”.

El objetivo del proyecto es “aplicar un enfoque integrado”, teniendo en cuenta aquellos factores físicos, ambientales e institucionales interrelacionados con la evolución del litoral, el riesgo de inundación, las ocupaciones de dominio público, los problemas de erosión y los efectos del cambio climático, para así “identificar las medidas de protección costera más adecuadas”.

Este trabajo está siendo redactado por Coastal & Marine Union (EUCC), el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria ‘IHCantabria’, el Grupo de Investigación en Ingeniería Costera de la Universidad de Cádiz, la red de autoridades locales mediterráneas MedCities y un panel de expertos internacionales.

Este instrumento parte de los objetivos de la Estrategia de Adaptación al Cambio Climático de la Costa Española, que son: incrementar la resiliencia de la costa española al cambio climático y a la variabilidad climática, e integrar la adaptación al cambio climático en la planificación y gestión de la costa española.