El Grupo Independiente Liberal de Andalucía (GIL-A) calificó de teatrero a Juan Franco y a su equipo de gobierno de La Línea 100×100 ante la ausencia de éstos en la marcha organizada el pasado fin de semana como protesta por la construcción de una subestación eléctrica en el término municipal de la ciudad. Desde la formación, se considera que Franco ha jugado con el pueblo de La Línea ya que hace escasamente un mes el alcalde afirmó que si tenía que acampar en los Portichuelos como protesta lo haría y, sin embargo, ni ha acudido a la marcha.
Para Cristian García, presidente de la Comisión Gestora del GIL-A, «este hecho pone de manifiesto, una vez más, ya lo hizo con la prórroga de Aqualia, que nuestro alcalde vive de cara a la galería pero que, al parecer, La Línea y los linenses, le importan muy poco». «Nos parece lamentable que Juan Franco no luche por defender nuestro escaso patrimonio natural acogiendo un proyecto que ya han rechazado Tarifa, Algeciras y San Roque», continuó García. «Desde el GIL-A, queremos mostrar nuestra indignación ante este alcalde que parece haber asumido que la subestación eléctrica se ubicará en La Línea pues, en palabras de Beatriz Corredor, presidenta de la Red Eléctrica de España, la subestación podría reubicarse pero siempre dentro del término municipal de La Línea de la Concepción», concluyó el presidente de la Comisión Gestora del GIL-A.