El alcalde, José Ignacio Landaluce, ha realizado una visita de cortesía a la Farmacia Hernández, donde fue recibido por su titular, Javier Hernández, con motivo de la remodelación total de la fachada de la botica, ubicada en la esquina de la confluencia de las calles Colón y General Castaños. Además de primer edil y propietario, también acudieron a esta cita varios representantess de asociaciones relacionados con esta zona de la ciudad como la Asociación de Comercio Tradicional “Casco Histórico”, la Asociación de Emprendedores del Patrimonio Algecireño (Aepa) y RecreArte.


Se trata de una iniciativa privada llevada a cabo por la familia propietaria del inmueble que alberga la farmacia y los trabajos han consistido en un cambio radical en la fisonomía exterior, que ha sido recubierta de azulejos cerámicos con motivos florales.
El alcalde mostró su satisfacción por el hecho de que la iniciativa privada se sumase a los esfuerzos que se vienen realizando desde el Ayuntamiento por mejorar y poner en valor el Barrio de la Caridad, que, además, cuenta con una buena cantidad de proyectos financiados con Fondos Europeos. En palabras del primer edil, “todo este esfuerzo inversor no tendría ningún valor si no contamos con la implicación de los ciudadanos a la hora de mejorar el entorno”, por eso, gestos como el llevado a cabo por el propietario de este negocio son dignos de elogio.
El tanto el alcalde como el presidente de Aepa, Antonio Gil, recibieron de manos de Javier Hernández y de su madre sendos azulejos de recuerdo de este día, similares a los utilizados para la remodelación de la fachada.