Los tratamientos de choque llevados a cabo en el parque Princesa Sofía, tanto por personal municipal, con labores de fumigación, como por la empresa Grupo Raga, contratada a tal efecto para una intervención ecológica sobre los dragos del recinto forestal, están arrojando resultados muy positivos, según lo declarado por la concejal y delegada municipal de Medio Ambiente y Parques y Jardines, Raquel Ñeco.

Recordar que el mal estado de los árboles obligó a la tala de dos de ellos al encontrarse muy afectados por la plaga. De los cinco existentes, a nivel municipal se consideró la imposibilidad de salvar alguno de ellos, hecho que parece haber cambiado la tendencia y estar arrojando buenos resultados tras las intervenciones acometidas sobre ellos.

Raquel Ñeco ha recordado que los dos dragos que se talaron estaban en condiciones irrecuperables y confía que con los tratamientos incorporados se pueda recuperar el resto sin tener que proceder a su corte. Todo parece indicar que los árboles estaban afectados por la “polilla del plátano”, una infección muy grave que obligó a un plan de choque preventivo para intentar salvar algunas especies.
Las actuaciones iniciales fueron llevadas a cano por personal de Parques y Jardines, con el asesoramiento de la bióloga municipal, decidiéndose posteriormente la contratación de una empresa especializada para el control de la plaga.