Esta mañana se ha iniciado la campaña prevista contra la ubicación de una subestación eléctrica, por parte de Red Eléctrica Española, en la finca de Los Portichuelos. Se trata de una de las actuaciones previstas por parte del equipo de gobierno para mostrar la oposición a este proyecto, que ha sido desarrollada por la delegación municipal de Medio Ambiente, que dirige la concejal Raquel Ñeco.

En concreto se han colocado tres pancartas en distintas zonas de la ciudad, con el eslogan “La Línea Sí, Subestación No”. En concreto, en los accesos por el paseo de Poniente, el puente de la avenida del Ejército u la fachada principal del Ayuntamiento.

Esta iniciativa se anunció por parte del alcalde de la ciudad, Juan Franco, en la rueda de prensa convocada hace varios días en el entorno de la finca de Los Portichuelos, siendo una de las que están previstas para manifestar la oposición municipal y ciudadana a la ejecución de las obras.
La concejal, Raquel Ñeco, ha subrayado el impacto negativo que tendría para la zona la ubicación de esta subestación, al tratarse de un paraje de expansión del municipio, de alto valor ecológico y con una flora y fauna que requieren de máxima protección, además de reiterar los perjuicios que conllevaría su ejecución desde el punto de vista paisajístico.
La colocación de pancartas es una más de las iniciativas previstas, que continuarán con el reparto de banderas a nivel ciudadano y entre el sector comercial para redundar en la oposición al proyecto.