La delegación municipal de Playas, que dirige el concejal Rafael León, ha cifrado en más de 30.000 kilos las algas retiradas del litoral de Poniente a lo largo de los últimos días, situación que se ha visto agravada por el fuerte temporal de lluvia y viento registrado en la ciudad el pasado fin de semana.

Para ello se han empleado medios humanos y mecánicos, con la intervención de máquinas limpia playas, retroexcavadoras y camiones. El objetivo es evitar que las algas se entierren en la arena, lo que supondría un mayor esfuerzo tanto personal como económico para su extracción, además del mal olor que ocasionaría el depósito debido a su descomposición.

Recordar que desde principios de mes se notificó, por parte de Playas, la acumulación del alga asiática invasora Rugulopteryx Okamurae en la zona de Poniente, actuándose de forma inmediata para su retirada y traslado al