Desde la Ejecutiva Local del PSOE de La Línea volvemos a lamentar las inundaciones registradas en numerosas vías públicas de nuestra ciudad como consecuencia de las lluvias acaecidas desde el pasado viernes, lo que ha generado las quejas de un buen número de ciudadanos que se han visto perjudicados incluso con la entrada de agua en viviendas, garajes y comercios. Una situación, recordamos, que este año se ha repetido ya en varias ocasiones.

Una vez más, nos vemos obligados a denunciar el muy deficiente estado de limpieza que presentan muchos husillos, repletos de suciedad, lo que demuestra que por mucho que el alcalde se esfuerce en hacer ver lo contrario, esta necesaria e imprescindible tarea sigue llevándose a cabo con innumerables carencias por parte de la empresa concesionaria y así lo atestigua el manifiesto malestar existente entre nuestros vecinos en todo lo relativo al suministro de agua potable y también al servicio de saneamiento y alcantarillado.

Por tanto, los socialistas linenses volvemos a exigir a los actuales responsables del Ayuntamiento, y en especial a Juan Franco, que den marcha atrás en su inexplicable pretensión de prorrogarlo otros quince años a la misma adjudicataria, Aqualia, sin la convocatoria de concurso público, y que además se proceda a efectuar un profundo estudio sobre el funcionamiento de esta concesión. Creemos que esta demanda es compartida por gran parte de la sociedad linense, que observa con enfado y preocupación el oscurantismo que preside los pasos que está dando el Gobierno municipal para ampliar una adjudicación con la que no está para nada contenta.

Por otra parte, quisiéramos llamar la atención también sobre otra grave deficiencia que se ha vuelto a notar con ocasión de estas últimas lluvias, como son las inundaciones detectadas en vías públicas que acaban de ser sometidas a obras de peatonalización, apenas meses atrás, lo que nos hace dudar de que dichos trabajos hayan sido ejecutados de forma correcta o de que se hayan adoptado medidas preventivas antes de su inicio para evitar este tipo de situaciones, porque de otra manera no se entiende lo sucedido en calles como Carboneros, Siete Revueltas, Duque de Tetuán con López de Ayala o Teatro con Jardines, por citar solo algunos ejemplos.