El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, ha cumplido hoy con la tradición marcada cada primer viernes del mes de marzo, y ha acudido a la Capilla de San Isidro para participar en el acto de veneración a Nuestro Padre Jesús Cautivo de Medinaceli.


Esta cita sustituye al tradicional Besapié a la imagen, suprimido por las normas de seguridad establecidas por las autoridades sanitarias, por lo que los devotos han mostrado sus respetos haciendo una inclinación de cabeza.
El primer edil, que ha estado acompañado por las tenientes de alcalde Susana Pérez Custodio y Laura Ruiz, y por el presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, Manuel Delgado Cerro, ha departido con el hermano mayor de la Venerable Cofradía Salesiana de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Cautivo (Medinaceli) y María Santísima de la Esperanza, Raúl Ocaña, así como con integrantes de su junta de gobierno, a los que ha felicitado por la intensa labor que desarrolla la corporación del Martes Santo algecireño.
Los responsables de la hermandad han agradecido a la primera autoridad municipal el constante apoyo que vienen recibiendo por parte de la institución local.