Hay que señalar que desde que abrieron los establecimientos no esenciales, el plan vuelve a maximizar los trabajos por los bares y cafeterías y otros comercios, lógicamente sin descuidar el resto de zonas donde la concurrencia de personas es más significativa.

En la mañana de hoy, jueves, operarios adscritos a esta campaña municipal de desinfección y limpieza han actuado en la entrada, fachada e inmediaciones del centro de salud Evaristo Domínguez, en la barriada de La Paz, en San Roque Ciudad, con el empleo de agua caliente y cloro diluido como producto desinfectante.

Otro grupo de trabajadores ha actuado en el perímetro y en la fachada de la iglesia de Pueblo Nuevo de Guadiaro, el Santuario de la Divina Misericordia, y en toda la zona colindante.

El ámbito de actuación es general, aunque se priman aquellos establecimientos que reciben mayor afluencia de personas y donde la posibilidad de contagio pudiera ser mayor, caso de comercios de alimentación, farmacias, centros de salud, ópticas, entidades bancarias, estancos y por supuesto los centros escolares, entre otros.

No obstante, también se repasan los perímetros y fachadas de los establecimientos “no esenciales”, incluso desde antes de su reapertura, en febrero. Entre este repaso diario se incluyen bares, cafeterías, restaurantes y comercios en general, y también calzadas, aceras, parques públicos e infantiles, jardines y espacios abiertos en general.