La concejalía de Juventud, que dirige el concejal Alejandro Azuaga, ha mantenido contactos con distintos colectivos que habitualmente hacen uso de la Casa de la Juventud, con el objetivo de reactivar el uso de las instalaciones, una vez confirmada la relajación de las medidas sanitarias impuestas ante el descenso en la incidencia de contagios a consecuencia de la pandemia de la Covid-19.

El objetivo es ir retomando poco a poco la actividad de la Casa de la Juventud, cumpliendo con las normativas sanitarias en cuestiones como el uso de geles hidroalcohólicos, mascarillas de protección y aforos, posibilitando con ello la reactivación del tejido asociativo.
Desde la delegación se trabaja también en la organización de nuevas actividades on-line, que permitan su disfrute para un mayor número de ciudadanos al no estar condicionada su celebración por razones de aforos. En principio se estudian alternativas de carácter informático, programación, robótica o videojuegos.
Recordar que la Casa de la Juventud colabora y abre sus puertas durante todo el año a colectivos como el grupo Scout, la Banda Municipal de Música, Lo Sé y Me Importa, Hijos de Caín, La Orden de Acero o el Conservatorio de Música Muñoz Molleda, que habitualmente hace uso de las dependencias los viernes.