San Roque bajó la incidencia a Nivel 4 Grado 1 pero la meta es bajar los contagios a lo mínimo posible y para ello es fundamental la limpieza viaria. Por eso, el Ayuntamiento no ha parado, desde que se decretó la pandemia, de realizar el plan especial de desinfección por el coronavirus. Se enfatizan todos aquellos lugares considerados de mayor tránsito o concurrencia de personas, entre los que se incluyen los parques infantiles, las plazas públicas y el mobiliario urbano.

Durante la jornada de hoy, lunes, un camión cisterna se ha acercado al recinto ferial El Ejido, en San Roque casco; y ha realizado una limpieza en toda su explanada empleando agua caliente y cloro diluido, como es habitual en este plan municipal de desinfección y limpieza.

Por otra parte, otro operario ha trabajado en el CEIP Sagrado Corazón, de Puente Mayorga, haciendo mayor hincapié en su entrada y en el patio de recreo del centro, siendo ambos los lugares más concurridos.

De todas formas, el ámbito de actuación del plan de desinfección es general, por establecimientos esenciales y no esenciales, aunque se priman aquellos que reciben mayor afluencia de personas y donde la posibilidad de contagio pudiera ser mayor, caso de comercios de alimentación, farmacias, centros de salud, ópticas, entidades bancarias, estancos y por supuesto los centros escolares, entre otros.