Verdemar-Ecologistas en Acción señala que la aparición de restos de «comida rápida», tanto orgánica como no orgánica aparece a consecuencia de que los ciudadanos están tomando zona y lugares de la ciudad como esparcimiento y «disfrute» debido a la actuales condiciones de seguridad provocadas por la pandemia.
En este caso la costumbre se desplaza a el paseo que lleva a la conocida como Los Manolos en el municipio linense en Cádiz.

Para Verdemar la  industria de la «comida rápida» es medioambientalmente insostenible por muchos aspectos, entre los que se incluye la enorme cantidad de residuos que genera, por la utilización de envases de un sólo uso. Si además se puede recoger esa comida sin bajarte del coche, en una ciudad en la muchos de sus ciudadanos carecen de conciencia ambiental, esos envases terminarán inevitablemente ensuciando las escasas zonas verdes y el medio marino que poseemos, en este caso cerca del mar.