Ambas monitoras ya desarrollaron otros talleres online la primavera pasada, durante las semanas de confinamiento domiciliario, logrando un notable éxito. La concejal de Cultura, Ana Ruiz, indicó durante la presentación de esta nueva iniciativa que “con estos talleres pretendemos llevar la cultura a todos los rincones de nuestro municipio, ya que es nuestro deber y también, por supuesto, nuestro deseo seguir ofreciendo una oferta cultural acorde a las circunstancias de pandemia que estamos viviendo”.


Hay que señalar que los dos primeros talleres infantiles, tanto el de “Postales Creativas”, que comienza este lunes, como el de “Poetas Andaluces”, que se iniciará el 1 de marzo, tienen como denominador común la celebración del 28 de Febrero, Día de Andalucía.
En cuanto al taller “Postales Creativas. Mi Andalucía”, se llevará a cabo tanto este lunes 15 como el miércoles 17 y el lunes 22, en los tres casos a partir de las 17.00 horas. Dirigido a público infantil, el objetivo que se ha marcado Nadia Zumelaga es enseñar a componer una tarjeta con un toque diferente. Aunque la temática será Andalucía, se utilizarán varias técnicas, entre ellas el popup, logrando que la postal cobre relieve y movimiento.
La sesión del lunes se dedicará a dar a conocer distintos aspectos de la provincia de Cádiz y de la cultura andaluza, además de que se enseñarán técnicas para la creación de postales. En la jornada del miércoles 17, se empezarán a realizar las postales en sí. En la última sesión, la del lunes 22, se expondrán las distintas postales creadas por la joven audiencia.
En cuanto al taller de Fanfic, del miércoles 24, Sarah Manzano explicará en qué consiste esta técnica, cuyo nombre proviene de las palabras inglesas Fan Fiction, y que permite usar la imaginación para dar nueva vida a historias ya creadas.
Partiendo desde el “pastiche” y llegando hasta los repositorios en Internet, el público adulto podrá conocer en qué consiste esta manifestación de la cultura popular que permite llevar las historias literarias a un nivel superior. Según explicó Manzano, “entrenaremos el ojo para ver posibles errores y no repetirlos, crear personajes que enamoren y, en definitiva, mejorar nuestra escritura desde una posición de pura diversión”.