El delegado municipal de Mercados y Comercio, Alejandro Azuaga, espera que, si continúa la tendencia a la disminución de contagios de covid-19 en La Línea de la Concepción, la semana próxima puedan volver a instalarse los puestos ambulantes del exterior del mercado de la Concepción y el mercadillo de la ciudad deportiva.

Ello sería posible si tras la reunión del comité técnico del próximo lunes la Junta de Andalucía suaviza el nivel de alerta sanitaria actualmente situado en el nivel 4, grado 2, que implica la paralización del comercio no esencial. En el caso en el que dicho comercio pueda reabrir, la delegación volvería a organizar la vuelta a la actividad del cincuenta por ciento de los comerciantes del mercadillo y de los puestos de venta del Mercado, es decir, se podrán montar 70 puestos en la ciudad deportiva y 40 en las calles Aurora, Isabel la Católica y Álvarez Quintero. El edil remarca que esta medida irá en consonancia con el nivel sanitario que finalmente decida la Junta de Andalucía para la ciudad.

Azuaga, por otro lado, manifiesta su total apoyo al sector perjudicado por el cierre del comercio no esencial “por su paciencia durante un mes, tiempo en el que han permanecido cerrados a cal y canto en cumplimiento del mandato autonómico”. El concejal espera que la mejora de los datos les permita el regreso a sus negocios.