Así, durante la mañana de este lunes se ha limpiado con agua caliente a presión con cloro diluido el tramo de la Alameda Alfonso XI donde se encuentra una farmacia, al igual que la Alameda de San Pedro, una de las zonas de paso más concurridas de Puente Mayorga. En otras ocasiones, estas desinfecciones se realizan en las entradas a edificios municipales, colegios e institutos, centros de salud o comercios de alimentación, entre otros espacios públicos.

El plan de desinfección empezó en el mes de marzo de 2020, durante el primer estado de alarma por coronavirus y continuó, tras el confinamiento domiciliario, desde el mes de junio hasta la actualidad, en la llamada “tercera ola” para seguir controlando el avance de la pandemia por COVID-19.