Los colectivos, entidades y personas abajo firmantes manifestamos nuestra
repulsa por las declaraciones realizadas por la ministra Carmen Calvo en las que señala
a las personas transexuales como amenaza para la identidad de los españoles.


Entendemos que lo que pone en riesgo el criterio de identidad de los españoles
es el incumplimiento de la Constitución que establece en su artículo 10 que la dignidad
de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes y el libre desarrollo de la
personalidad son fundamento del orden político y de la paz social. Por su parte, el
artículo 14 proclama el derecho a la igualdad y a la no discriminación al establecer que
las personas son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer ninguna discriminación
por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o
circunstancia personal o social. Estos artículos se conculcan cuando se discrimina
sistemáticamente a las personas Trans; no se reconocen sus identidades ni sus derechos
y además se las señala, como hace la señora Calvo en un claro ejercicio de transfobia.
Por todo ello, exigimos la rectificación de sus manifestaciones.
Así mismo, reclamamos la inmediata tramitación y aprobación de la Ley estatal
para la igualdad real y efectiva de las personas trans, que cuenta con una amplio
respaldo social y jurídico, y que recoge las demandas y el reconocimiento de los
derechos de las personas transexuales, en línea con legislaciones más avanzadas de
otras autonomías y estados, lo que significará un evento de progreso en nuestra
democracia y el avance hacia una sociedad más libre y más justa.