Ruiz Boix reiteró su agradecimiento a estas trabajadoras, y destacó que se siguen sumando contratos.
Junto al primer edil participaron en esta reunión una técnico de la Delegación de Igualdad y Asuntos Sociales y la representación sindical de la plantilla, adscrita a la empresa adjudicataria Eulen. Al término del encuentro, el regidor sanroqueño recordó que el Servicio de Ayuda a Domicilio está siendo prestado en estos momentos en el municipio de San Roque por un total de 115 empleadas.

 


“Todas -señaló- están también viviendo la situación (del covid) con preocupación ,y prestando el servicio con mucha cautela en más de 300 hogares. Más de 300 usuarios, principalmente dependientes, que reciben ese servicio cuando la tasa de incidencia acumulada se sitúa por encima de 1.000 casos por cien mil habitantes. 1.400 es el último dato. Por tanto, hacen su trabajo con preocupación”.
Explicó que en la actualidad hay siete bajas por COVID-19 en la plantilla, “a las que quiero lanzar un mensaje de pronta recuperación. También son positivos en covid tres usuarios, que por tanto también están ahora mismo en cuarentena y con distintas dificultades. A todos ellos quiero mostrar mi mayor apoyo y mis deseos de recuperación cuanto antes”.
“Luego también hay que valorar -continuó el alcalde- que hay un total de 28 familias que, vistas las circunstancias y la dificultad de la tasa de incidencia acumulada del covid en San Roque, han decidido que no van a recibir, durante un período de tiempo, de forma provisional este servicio. Han decidido suspenderlo o renunciar a él (de manera presencial, aunque se les sigue atendiendo telemáticamente y recibiendo la ayuda posible) hasta que la tasa mejore de una forma notable”, lo que conlleva, por lo tanto, una adecuación en los servicios que presta la plantilla de Eulen.
“Les he trasladado también la parte positiva -recalcó-, de que los últimos meses y debido al incremento del número de beneficiarios, se han conseguido un total de 35 nuevos contratos. De ellos, 23 personas ya son de carácter indefinido, muchas de ellas a jornada completa, otras con jornada parcial. Vemos como poco a poco se van sumando nuevas empleadas a este servicio”.
Añadió Ruiz Boix que “hemos valorado las distintas acciones que vamos a tomar para una mayor cautela, en la que compartimos esa preocupación con todas estas empleadas . Esperamos que el servicio, que se trata de un servicio esencial, se pueda seguir prestando con las máximas garantías de seguridad para los beneficiarios y también de seguridad para las empleadas de esta plantilla. A ellas quiero trasladar mi felicitación y mi mayor gratitud por el enorme trabajo que desa