Sigue en marcha el operativo del plan especial de desinfección por la Covid-19 por todo el municipio de San Roque, con un repaso pormenorizado de los establecimientos esenciales, y entre ellos, los centros de salud de todo el término municipal.

Éste ha sido el caso, hoy martes, del centro de salud Evaristo Domínguez, en la barriada de La Paz, en San Roque Casco, donde los trabajadores municipales han empleado, como cada día, agua caliente con cloro diluido como producto desinfectante.

Por otra parte, se ha actuado en la confluencia de las avenidas de La Colonia y de La Hispanidad, en Puente Mayorga, donde se encuentra la Alcaldía de la barriada, la Jefatura de la Policía Local y comercios de alimentación. En definitiva, todos los establecimientos esenciales, los únicos abiertos durante el actual nivel de incidencia de coronavirus, por encima de los 1.000 casos por cada cien mil habitantes.

En el resto del término municipal se ha actuado en cada rincón, plazoleta o parque, incluyendo acerados, pavimentos, fachadas y entradas a establecimientos esenciales, como colmados, entidades bancarias y cajeros, estancos, peluquerías, administraciones de loterías, farmacias y papelerías, entre otros.

El plan de desinfección empezó en el mes de marzo de 2020, durante el primer estado de alarma por coronavirus y continuó, tras el confinamiento domiciliario, desde el mes de junio hasta la actualidad, en la llamada “tercera ola” para seguir controlando el avance de la pandemia. Se enfatizan aquellos lugares donde existe mayor tránsito de personas y, especialmente, los establecimientos que se encuentran necesaria y afortunadamente abiertos.