El concejal de Mercados, José Antonio Gómez, ha anunciado este mediodía que el próximo sábado, 6 de febrero, volverá a celebrarse el tradicional mercadillo en Los Barrios.
Gómez ha destacado que “tras reducirse la tasa de incidencia de contagios y pasar al nivel 4 grado 1 se puede autorizar la apertura del mercadillo. Una decisión consensuada con los propios vendedores ambulantes y con todas las medidas sanitarias y de seguridad frente al Covid19”.

 


El edil ha recordado que “por un mercadillo seguro para todos, es importante que cada sábado sigamos el protocolo de funcionamiento para evitar riesgos de contagios de coronavirus”.
“Un protocolo que la propia delegación municipal ha desarrollado con la asociación de comerciantes ambulantes que viene a montar a Los Barrios y que se ha seguido desde que se abrió el mercadillo a finales de mayo de 2020”.
Una de las medidas es que el mercadillo cuenta con una única entrada al espacio de compra y una salida, para de esta forma los visitantes entren de forma ordenada y evitar aglomeraciones”.
También los puestos están sujetos al cumplimiento de estrictas medidas higiénicas y de seguridad. Además, se aplicará un sistema de control de accesos y donde la Policía Local controlará en la medida de los posible el aforo.
Otra de las medidas es que queda prohibido tocar los alimentos o productos, de modo que exclusivamente podrán ser manipulados por los vendedores.
Los comerciantes harán uso siempre de guantes de protección y mascarilla, siguiendo las instrucciones y recomendaciones de higiene frente a la Covid-19. Así, debe respetarse la distancia de 2 metros entre el puesto de venta y los clientes, que quedará convenientemente señalizada.
Es obligatorio el uso de mascarillas y se recomienda la desinfección de manos, evitar todo contacto necesario con cualquier superficie. También los usuarios deberán mantener una distancia de 2 metros con vendedores y otros usuarios. Así como en el caso de que haya cola en un puesto se respetará también esta distancia.
Otra de las medidas es que los puestos están separados por una vía de tránsito y con una distancia mínima entre puesto y puesto de 2 metros y a 6 metros con el de enfrente.
También se recomienda a los usuarios que limiten su presencia al mínimo tiempo imprescindible para realizar las compras.