La teniente de alcalde delegada de Medios de Comunicación y Emcalsa, Susana Pérez, ha puesto de manifiesto su sorpresa por las críticas vertidas por el grupo socialista en torno al último informe dado a conocer por el Consejo Audiovisual de Andalucía, que sitúa a Onda Algeciras TV en la mitad de la tabla en cuanto a reparto de presencia política en pantalla.

 

cof

Las constantes críticas a la gestión municipal por parte de quienes hicieron de la utilización partidista de la televisión local durante sus años de gobierno su seña de identidad contrastan con la patente evolución que está viviendo el ente televisivo desde que el Partido Socialista dejó de gobernar.
“Todo es mejorable, es evidente -señala la delegada-, pero el Sr. Silva vuelve a utilizar las medias verdades para criticar el trabajo que se lleva a cabo en Onda Algeciras TV, ocultando datos como que su jefe, Juan Lozano, ocupa el primer puesto en cuota de pantalla cuando representa a su partido, con una importante diferencia porcentual respecto a su inmediato perseguidor, por cierto”.
Cuando Silva manejaba la comunicación del Ayuntamiento de Algeciras las cuotas no existían y los partidos de la oposición, simplemente, no existían. “No vamos a pedir disculpas por el hecho de que el trabajo que realiza día a día el equipo de Gobierno cope parte de las cuotas de pantalla, porque a Fernando Silva y al Partido Socialista le puede gustar más o menos, pero lo que no hace OATV es mentir, y la realidad es la que ven los ciudadanos en sus casas”, asegura Susana Pérez. Además, la delegada se ha sorprendido por este tipo de declaraciones ya que “la oposición tiene una doble vara de medir ya que cuando ellos gobiernan no hacen otra cosa que atacar la independencia de los trabajadores de la empresa municipal” a la vez que ha destacado que “no solo lo han demostrado aquí en Algeciras, lo hicieron en Canal Sur cuando gobernaban la Junta de Andalucía y ahora en RTVE” por lo que ha afirmado que “lecciones ni una”.
Por último, la responsable de comunicación ha pedido a quienes se permiten el lujo de cuestionar el trabajo de los demás “comiencen a dar pasos en positivo porque en los difíciles momentos que atravesamos necesitamos aunar esfuerzos y no seguir buscando rédito político a cada noticia”.