El plan especial de desinfección de la Delegación de Limpieza Viaria no ha parado desde que comenzó el primer estado de alarma por coronavirus, el pasado mes de marzo, ya que todos los días se trabaja por el conjunto del municipio. Hoy, miércoles, se ha realizado un repaso a zonas habitualmente concurridas de Guadarranque y de San Roque Casco.

 

En Guadarranque, los operarios adscritos a esta delegación, que coordina el teniente de alcalde Juan Serván, han desinfectado cada uno de los aparatos y el pavimento del parque infantil “Jesulete”, así como el mobiliario urbano próximo.

En la Ciudad de San Roque, se ha limpiado exhaustivamente la zona de confluencia entre las calles Constitución y Herrería, hacia el Mirador de Los Cañones.

Para estos trabajos se emplean pistolas pulverizadoras y mangueras a presión con agua caliente y cloro diluido.

Las labores de desinfección empezaron el pasado mes de marzo por fachadas y accesos a comercios y entidades considerados en ese entonces como “esenciales”. El plan sigue en la actualidad, durante la segunda ola, para frenar en todo lo posible el avance de la pandemia y evitar un tercer repunte.

Se realiza con mayor énfasis por todos aquellos lugares donde hay mayor concurrencia de personas, lo que incluye mobiliario urbano, aceras, calzadas, jardines y parques públicos e infantiles, entre otros.