Durante la jornada de hoy, lunes, de nuevo se ha realizado un repaso a la desinfección de entradas y fachadas de todos los centros escolares. Entre ellos, el CEIP Gloria Fuertes, de Pueblo Nuevo de Guadiaro; y el CEIP Maestro Gabriel Arenas, en San Roque Casco. El producto que se emplea como desinfectante es agua caliente y cloro diluido, a presión.

 

 

Además del empleo de mangueras y pistolas pulverizadores, el Ayuntamiento alquiló, semanas atrás, un camión cisterna para complementar los trabajos de los empleados públicos.

La desinfección y limpieza empezó en marzo con el primer estado de alarma por coronavirus. Se hacía en ese entonces por fachadas y accesos a comercios y entidades considerados en ese entonces como “esenciales”. El plan, que no ha parado, sigue en la actualidad, durante la segunda ola y para prevenir en la medida de lo posible la llegada de una “tercera”.

Se actúa en todos aquellos lugares donde se produce mayor tránsito de personas, lo que incluye mobiliario urbano, aceras, calzadas, jardines y parques públicos e infantiles, entre otros.

Para estos trabajos se cuenta con 25 operarios municipales adscritos a esta delegación que coordina el teniente de alcalde Juan Serván. Este trabajo de la Delegación de Limpieza Viaria es diario, completo y sin descanso.