El alcalde de La Línea de la Concepción, Juan Franco, mantuvo ayer una reunión con la presidenta y el tesorero de Nakera Romí, Teresa Vélez y José Luis Fernández, para conocer la situación de la entidad. Al encuentro con la asociación de mujeres gitanas asistieron también la teniente de alcalde y delegada de Participación Ciudadana, Ceferina Peño, y la concejal delegada de Asuntos Sociales e Igualdad, Zuleica Molina.

 

Molina explicó que Nakera Romí y Fakali desarrollan su actividad en un local de la barriada de los Junquillos que adolece de importantes deficiencias, hasta el punto de desplomarse un trozo de techo. Esta sede se ubica en un inmueble de titularidad de la Junta de Andalucía cedido a Nakera Romí y Fakali desde hace unos treinta años, periodo en el que no se han realizado las tareas de mantenimiento necesarias. Debido a que el Ayuntamiento no puede intervenir para subsanarlas, ni la asociación tiene capacidad económica para afrontar las reparaciones, desde el consistorio se prestará apoyo a la asociación para realizar los trámites necesarios ante la Junta que permitan solucionar las carencias del local.
La delegada de Asuntos Sociales e Igualdad remarcó el importante trabajo que Nakera Romí lleva a cabo con unas 150 familias de los Junquillos a las que asisten mediante entrega de productos del Banco de Alimentos, clases de apoyo escolar, recogida de juguetes o el campamento de verano que desarrolla cada año. Actualmente la asociación mantiene estas ayudas a pesar de la crisis de la COVID-19, sin recibir ninguna subvención económica. Asimismo, Molina destacó el alto nivel de identificación del vecindario con la asociación y su contribución al mantenimiento de la identidad del pueblo gitano. Por todo ello, el Ayuntamiento le ha mostrado su apoyo y su voluntad de colaborar en la solución de sus problemas.