La delegación municipal de Mercados, que dirige el concejal Alejandro Azuaga, ha cifrado en más de 230 familias las que se han beneficiado de las bonificaciones de tasas aplicadas por el Ayuntamiento para paliar los efectos de la pandemia de la Covid-19, que ha supuesto un importe total de 79.596 euros, distribuidos entre establecimientos de hostelería del Mercado de La Concepción, vendedores ambulantes de sus inmediaciones y del tradicional mercadillo de los miércoles en la Ciudad Deportiva.

 

A consecuencia de la crisis sanitaria, desde Mercados se solicitó el alcalde de la ciudad, Juan Franco, a su vez responsable de la delegación municipal de Hacienda, y a los responsables de Gestión Tributaria, aliviar el pago de tasas municipales para estos colectivos por diferentes conceptos.
En el caso del Mercado de La Concepción, destacar la existencia en su interior de ocho establecimientos de hostelería que sufrieron muy directamente las restricciones impuestas por la pandemia al tener que permanecer cerrados con la declaración del Estado de Alarma. La bonificación de tasas en este caso, entre los meses de marzo y agosto, ascendió a un importe de 2.200 euros.
El colectivo de vendedores ambulantes, que habitualmente montan sus puestos en las inmediaciones del Mercado de La Concepción, un total de 80 familias, se han visto beneficiadas también con la aplicación de esta medida, por un importe de 29.4448 euros.
Por último, las 140 familias, en su mayor parte de la ciudad, que desarrollan su actividad habitual en el tradicional mercadillo semanal de la Ciudad Deportiva no tuvieron que abonar las tasas de ocupación entre marzo y agosto, lo que supuso una bonificación de 48.000 euros.
La suma de todos estos importes arroja un total de 79.595 euros que el Ayuntamiento de La Línea de la Concepción ha dejado de percibir, en concepto de tasas, con el objetivo de ayudar a estos colectivos a mitigar los efectos negativos de la pandemia.
Desde la delegación municipal de Mercados, su concejal, Alejandro Azuaga, ha agradecido la predisposición de Juan Franco, en su doble condición de Alcalde y responsable del área de Hacienda, así como de los responsables de Gestión Tributaria, por unas decisiones que han supuesto un alivio para unos comerciantes que, en su mayor parte, han tenido que cerrar sus puertas ante las restricciones derivadas de la pandemia.
A todo lo anterior se suman las ayudas aprobadas por el Ayuntamiento para pequeñas y medianas empresas y autónomos, cuya cuantía ha ascendido a 150.000 euros destinados a estos colectivos y cuyo plazo de subsanación de errores par posibles beneficiarios se abrió ayer lunes, 14 de diciembre, y